Restauración de la Torre de la Iglesia de Santa María de Alaejos

El equipo de +2 ha vuelto a la restauración de patrimonio cultural. Más concretamente a la restauración de la torre de La Iglesia de Santa María de Alaejos del siglo XVI de estilo mudéjar y barroco.

En el año 1989 y como consecuencia del impacto de un rayo, se produjeron una serie de daños en el remate superior de la torre, concretamente en el pináculo y en la cúpula que sustenta la linterna, así como en algunos arcos de la misma. Desde ese momento no se ha realizado ningún tipo de intervención en esa zona, lo que provocaba un peligro constante debido a la erosión y mayor vulnerabilidad que tiene el elemento desde entonces.

Vista general de la Torre de la Iglesia de Santa María de Alaejos

Se trata de una construcción del siglo XVI, en la fase purista de nuestro renacimiento, aunque la finalización de las obras no tiene lugar hasta el siglo XVII, con grandes influencias barrocas. Se encuentra, posiblemente, sobre el solar de una iglesia anterior. A los pies se erige una hermosísima torre, objeto de nuestra intervención, cuya obra fue dirigida por Simón González, alarife de la villa de Alaejos. Es de planta cuadrada y construida con ladrillo sobre pie de piedra. Está compuesta por cinco cuerpos, cuatro de ellos de superficie lisa, y otro cuerpo con frontones partidos en cada frente, a modo de fachadas. Los frisos y antepechos se ornamentan con azulejos de variado colorido. Se corona con ochavo barroco, con dobles arquerías, cubierto con cúpula, linterna y cupulín cónico.  

Podemos encontrar tipos análogos en municipios cercanos como Cañizal, Fuentelapeña, Nava del Rey (en mampostería), Sieteiglesias de Trabancos y hasta en Mucientes, Serrada, etc.

El cuerpo superior de la torre concentra la mayor parte de las patologías, especialmente en la linterna y todos los elementos que componen esta zona. 

Planos de las patologías de los cuerpos superiores de la torre

El interior del cuerpo de campanas está atacado por la palomina. Los antepechos y el friso que remata el cuerpo en su zona superior tiene gran parte de sus revestimientos de azulejos desprendidos. También existe algo de vegetación sobre algunas impostas y remates lo que provoca su deterioro y la escorrentía del agua directamente sobre el muro y sus consabidas consecuencias. También hemos comprobado una serie de grietas que deberán tratarse. Destacar que la bóveda que cubre este cuerpo parece en buenas condiciones y su trasdós únicamente denota falta de rejuntado.

         

Detalle del revestimiento de azulejo en el cuerpo de campanas                                                                                                                                          Alzado post-restauración

         

Detalle de una de las campanas de la torre   

En los cuerpos inferiores de la torre los problemas son el deterioro de impostas que han perdido la impermeabilidad en su parte superior y que impide que cumplan con la función constructiva, provocando con el tiempo filtraciones de agua hacia el interior. Se detecta una grieta de cierta importancia en un paño que separa escalera y espacios interiores en la parte donde el muro es más débil. También se observa la presencia de aves en el interior de la torre, deteriorando y haciendo peligrosa su utilización.                                                                                  

Se intenta recuperar la imagen de la torre que se ha ido perdiendo, sobre todo en remates, esquinas, adornos, impostas y el remate superior dañado por el rayo y eliminando el escalonamiento original.– Equipo de la intervención

         

Detalle de patología de la fábrica de ladrillo de la Torre                                                                                                           Detalle de una de las piezas de la Torre

Por último, hemos comprobado que las fábricas de ladrillo están en buen estado por lo que se limpiarán en su mayoría, rejuntando con mortero de cal cuando sea imprescindible, tanto interior como exteriormente. 

Actualmente la Iglesia se dedica al culto religioso, existiendo un pequeño museo en la base de la torre. Se accede a la torre desde la nave de la Epístola a través de un cuerpo que articula la torre con el resto de la iglesia. El objetivo de esta intervención es la rehabilitación de los tramos tercero y cuarto así como del cuerpo bajo cúpula, la cúpula, la linterna y la cúspide.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario